Monthly Archives:mayo 2016

Cake de espelta y limón.

26 May , 2016,
Timor

Cake de espelta y limón.

Vamos a seguir con nuestra serie de cakes. Este cake de limón es ideal para un desayuno o una merienda diferente. Estamos acostumbrados a comprarlo todo hecho y hacer un cake nos puede parecer todo un mundo. Pero en realidad todo es ponerse en esta vida. También cuesta mucho hacer la primera tortilla de patata y luego una vez que se aprende tampoco es tan difícil.

Así que desde este blog se anima a dar ese pequeño salto y a lanzarse a la aventura de preparar sus propios postres.

Ingredientes:

– 200g de azúcar de caña

– 120g de mantequilla

– la ralladura de un limón

– 3 huevos

– 150g de harina

– 80g de zumo de limón

– media cucharilla de levadura química.

Preparación:

Derretir la mantequilla en un recipiente y verter el azúcar, la ralladura de limón, los huevos y revolver.

Añadir poco a poco la harina con la levadura química hasta conseguir una masa homogénea y elástica y al final de todo el jugo de limón.

Verter el todo en un molde de 160mm x 80 mm previamente untado de mantequilla las paredes y meter en un horno precalentado a 180ºC durante 35 a 40 minutos.

Si se quiere usar un molde de 320mm x 80 mm doblar la cantidad de todos los ingredientes.

¡Qué disfrutéis de vuestro cake!

Salteado de espelta con hinojo y cebolla.

25 May , 2016,
Timor

Salteado de espelta con hinojo y cebolla.

Para cocinar ese salteado hay que tener a mano, el grano cocido de espelta. Como ya hemos dicho en varias entradas es bueno tener a dispoción en la nevera granos cocidos. Para ello una o dos veces a la semana, habrá que poner en una cazuela con agua dos o tres puñados de granos de espelta puesto previamente a remojo 12 horas, cocerlos, y guardarlos en un bote en la nevera una vez escurridos. Así se podrán añadir a la ensalada, a la verdura o se podrán servir para hacer recetas como las de hoy.

Ingredientes para cuatro personas:

250 gr de espelta cocida en grano

1 cebolla

2 tomates pelados

2 bulbos de hinojo

2 cucharillas de aceite de oliva

1 cucharilla de granos de anis

150 gr de parmesano

perejil

1 pizca de sal

 

Preparación.

Sofreír con una pizca de sal la cebolla, los bulbos de hinojo y el tomate cortado a trocitos hasta que esté todo bien hecho.

Añadir los granos de espelta cocidos y  tres vasos de agua a la sartén con el sofrito y cocerlo todo hasta la completa evaporación del agua.

Servir con queso rallado parmesano por encima y un toque de perejil. También se le puede añadir un poco de crema fresca. Eso ya según guste.

 

¡Qué aproveche!

La espelta y la agricultura.

23 May , 2016,
Timor

La espelta y la agricultura.

Hace unas tres semanas estábamos hablando con un agricultor que había plantado por primera vez espelta en España. Nos decía sorprendido la fuerza con la que estaba creciendo la planta.

Lo bueno que tiene la espelta es que no necesita abonos ni añadidos extras para que crezca vigorosa. Además aguanta tanto el frío como la falta de agua.

Justo lo contrario que los trigos modificados genéticamente que hay que echarles sin parar nitratos y plaguicidas varios, ya que sino, no rinden lo que tendrían que rendir y se echan a perder. Además con los trigos modificados genéticamente cada año tienes que comprar nuevas semillas ya que no te valen las de tu propia cosecha. Es pues un negocio perfecto para las empresas que las venden.

Asimismo en Francia y Alemania usan la espelta para dársela a los animales como forraje. Si la espelta es tan buena para los humanos porqué no lo va a ser también para los animales?

Con estas reflexiones os deseamos que empecéis con buen ánimo esta última semana de mayo, tiempo en el que pronto la espelta aún verde empezará a ponerse del color del oro.

Crepes de espelta rellenas de queso blanco.

21 May , 2016,
Timor

Crepes de espelta rellenas de queso blanco

Ya dimos en otra entrada la receta base de las crepes. Aquí vamos a añadir una variación muy usada en el noroeste de Francia y que es ideal para una merienda de un fresco día de primavera. Se advierte que es una receta con muchas calorías. Los que estén en período de régimen tomar con mucha moderación.

Crêpes:

2 huevos

125 ml de leche (o de bebida de espelta)

125 ml de agua

1 cucharada de aceite

1 pizca de sal

1 taza de harina de espelta

relleno:

250 gr de queso blanco

50 gr de pasas

1 yema de huevo

1 cucharilla de azúcar

ralladura de medio limón

1 o dos cucharadas de harina de espelta

aceite o mantequilla para la cocción

 

Batir los huevos y mezclarlos con la leche, el agua, el aceite y la sal.

Añadir poco a poco la harina y mezclarla hasta obtener una pasta lisa y cremosa.

Dejar reposar alrededor de una hora.

Verter aceite en una sartén. Calentar a fuego suave y poner una delgada capa de masa para cubrir el fondo de la sartén. Freír algunos minutos hasta que aparezcan burbujas, darle la vuelta y retirar la crepe fuera de la sartén en un plato llano una vez que esté dorada por los dos lados. Continuar de la misma manera con toda la masa.

Mezclar todos los ingredientes del relleno. Poner una pequeña cantidad sobre cada crêpe evitando llegar al borde. Plegar primero el borde derecho de la crepe sobre el relleno, después el borde izquierdo. Enrollar la crepe de manera a obtener un rollo. Después dorar las crêpes rellenas en aceite o mantequilla o en el horno precalentado a temperatura media. Servir caliente.

¿La espelta está de moda?

20 May , 2016,
Timor

¿La espelta está de moda?

Hoy queríamos hacer una reflexión sobre la espelta en relación con los artículos que van saliendo poco a poco en los blogs y en los periódicos de habla hispana. Hace poco salió un artículo en un periódico argentino y otro en un periódico de economía español.

Es curioso que venga con frecuencia en estos artículos que la espelta es “un cereal de moda”. Uno podría tener la sensación de que ahora está de moda y que dentro de 5 años ya no lo estará. A estas personas habría que decirles que desde la baja Edad Media hasta la segunda Guerra Mundial la espelta de clase tricocum o la gran espelta, era un cereal que se había cultivado con regularidad y con cierta extensión en todos los países de habla Alemana es decir en Austria, Suiza y Alemania. En seguida acabada la Guerra Mundial se volvió otra vez a cultivar con fuerza. Con lo cual estamos hablando de que son siglos y siglos de cultivo de la espelta en el norte de Europa.

Otro tanto pasa con la espelta monococum en el sur de Francia. Ahí se ha cultivado todo la vida esta variedad de espelta en la zona situada entre  los Alpes y el Mediterráneo, en campos de alta altitud que no servían para otra cosa más que para pasto o para cultivar esa espelta resistente a las alturas y a temperaturas de todo tipo.

Además ahora que en los países de habla hispana en general y España en particular se ha descubierto la espelta desde hace unos pocos años, a medida que la gente compruebe que es mucho más digestiva que el trigo y el trigo integral, su consume no puede más que aumentar.

Por todas estas razones pensamos que la espelta no es una simple moda sino que se va a convertir en una parte íntegra de nuestra dieta mediterránea.

Bolitas de espelta con queso.

19 May , 2016,
Timor

Bolitas de espelta con queso.

Esta receta se parece para los que conocen un poco la gastronomía de brasil a los “bolinhos de queijo” de las cuales algún día también daremos su receta. Las bolitas de queso de las que vamos a hablar hoy llevan el taco de queso elemental entero dentro de la bolita y no mezclado en la masa.

Son ideales para un aperitivo con un poco de gazpacho o con cualquier bebida refrescante.

 

Ingredientes:

– 750 ml de agua

– 2 pastillas para hacer sopa

– 50g de mantequilla

– 460g de harina de espelta

– 250g de queso emmental

– 1 huevo

– pan rallado de espelta

– aceite de oliva

 

Preparación.

Poner a hervir el agua en una cazuela con las dos pastillas y los 50 gramos de mantequilla.

Sacar la cazuela del fuego, añadir la harina y remover hasta que se haya disuelto la harina en el agua. Volver a poner la cazuela al fuego y  dejar hervir 3 minutos a fuego lento sin dejar de remover, hasta que se consiga una masa homogénea.

Sacar la masa de la cazuela y amasar hasta conseguir una masa lisa y elástica.

Coger la cantidad necesaria de masa para hacer una bola, hacer un hueco en su interior y añadir un taco de queso emmental.

Con el taco de queso emmental en el medio, cerrar la bola.

Rebozarla en huevo batido y luego en pan rallado de espelta.

Freír en aceite de oliva hasta que esté bien dorada por todos los lados.

¡Qué aproveche!

Calabacín gratinado al horno con granos de espelta.

18 May , 2016,
Timor

Calabacín gratinado al horno con granos de espelta.

Esta receta se puede hacer también con berenjenas. Ideal para una cena ligera y sabrosa.

Se necesitarán los granos de espelta ya cocidos. Aunque como ya dijimos en la entrada que habla de los granos de espelta, siempre es bueno tener una reserva de estos en la nevera para poderlos mezclar con la ensalada, el plato de verduras u otras recetas varias.

 

Ingredientes para cuatro personas.

2 calabacines medianos

1 cuchara de queso parmesano rallado

1 cuchara de queso emmental rallado

50 gramos de tomate seco

150 gramos de granos de espelta cocidos

1 cebolla cortada a trocitos

Sal y aceite.

 

Preparación:

Cortar los calabacines a lo largo en dos mitades y cocer durante 20 minutos en agua con un poco de sal aceite.

Si ya se tienen los granos cocidos sofreír brevemente los granos de espelta con un poco de cebolla en una sartén.

Sino se tienen ya cocidos habrá que cocerlos primero.

Una vez  todo preparado coger los calabacines cortados por la mitad, poner por encima los granos de espelta con la cebolla, espolvorear el tomate seco y el queso y colocar en el horno precalentado a 180ºC hasta que estén los calabacines gratinados.

 

¡Qué aproveche!

La espelta y las enfermedades del aparato digestivo. (III)

17 May , 2016,
Timor

La espelta y las enfermedades del aparato digestivo (III)

Si bien pondremos en entradas posteriores más casos de curaciones gracias a la espelta, lo que queremos dejar claro es que la espelta tiene efectos curativos en todo el aparato digestivo.

Dejando a un lado las experiencias vividas por el Dr. Strehlow con sus pacientes en Alemania, hoy vamos a relatar la experiencia propia de uno de nosotros. Por eso creemos en lo que escribimos, ya que ha sido efectivo en nosotros mismos.

Por razones varias un miembro del equipo empezó a tener problemas de digestión severos. Su estómago empezó a hacer digestiones largas y dificultosas, con muchos gases y con problemas de estreñimiento. Preocupado por su situación fue a visitar un  médico bastante conocido y éste le recetó 3 o 4 probióticos de esos que valen 50 euros (60 dólares) cada caja. Pensó que con estos complementos la situación estaría controlada y pronto el estómago volvería a funcionar correctamente. Pero después de dos meses tomando probióticos la situación estaba parecida y además había una pérdida notoria de peso. Fue entonces por un cúmulo de circunstancias que  llegó a manos de este miembro del equipo, el libro del Dr. Strehlow ya mencionado en las dos entradas anteriores de mismo nombre.

Tras la lectura del libro decidió probar las indicaciones en él contenidas. Se pasó por lo tanto a un régimen de espelta, empezando a comer pan, galletas, bebidas de espelta, macarrones y todo tipo de pasta de espelta. La mejoría no tardó en llegar a los 5 o 6 días. Y de un modo inexplicable este miembro del equipo empezó a tener mejores digestiones, menos gases y su tránsito intestinal se mejoró enormemente.

Fue entonces cuando empezó a buscar información sobre este cereal y es cuando descubrió que dentro de las espelta había muchas clases y variedades.

Descubrió que la mejor espelta era la no hibridada de clase Obelkulmer Rotkorn o bien la espelta monococum francesa y que no se puede hibridar, tal cual se explica en las columnas de arriba de este blog.

Esperamos que leyendo estas páginas  tengan ganas los lectores de descubrir la espelta los que no la conocen aún y de adquirir más conocimientos sobre ella los que ya la conocen. La espelta nunca deja de sorprender.

Decir también a todos los lectores que tienen problemas de estómago que con la espelta casi todos sus problemas tienen solución.

Y para los que tienen un estómago que está en perfectas condiciones la espelta es un excelente agente preventivo. Y tal y como dice un dicho popular más vale prevenir que curar.

Cake de espelta con calabacín y nueces.

13 May , 2016,
Timor

Cake de espelta con calabacín y nueces.

Ya pusimos una entrada de un cake de verduras hace poco días. Hemos creído interesante añadir este cake que combina con acierto los sabores de las nueces y el calabacín rallado.

Es un cake dulce apropiado para cualquier momento del día.

Además es una forma original de hacer querer las verduras a los niños pequeños. Ya sabemos que muchas veces a los niños les cuesta comer verduras. ¿Qué mejor forma entonces de que coman verduras sino a través de un atractivo cake dulce?

 

Ingredientes:

– 380 gr de harina de espelta
– 410 gr de azúcar
– 3 huevos
– 125 ml de aceite

– 100 ml de agua
– 430 gr de calabacín rallado con un rallador
– 2-3 cucharillas de canela
– 1 cucharilla de levadura de sobre
– 1 cucharilla de bicarbonato de sodio
– 1 cucharilla de sal
– 120 gr de nueces

 

Preparación

Mezclar en un recipiente la harina, la canela, la sal, la levadura química y el bicarbonato de sodio.

Mezclar bien  en otro recipiente el azúcar, los huevos, el aceite.

Verter la mezcla líquida con la harina y todo lo demás hasta conseguir una masa homogénea y un poco líquida. Para ello ir añadiendo agua poco a poco hasta conseguir esa textura deseada.

Añadir al final el calabacín rallado y bien escurrido así como las nueces.

Verter la mezcla en un molde de cake y hornear en un horno precalentado a 180º C durante 30 a 40 minutos.

¡ Que tengáis un buen fin de semana!

Lasaña de espelta con berejenas.

12 May , 2016,
Timor

Lasaña de espelta con berenjenas.

Ya pusimos hace unos cuantos meses una receta de lasaña de espelta. En esta receta de hoy, las rodajas de berenjena fritas con aceite de oliva mezcladas con la salsa de tomate y albahaca le dan un sabor especial.

Hay lugares donde ya se puede comprar la pasta ya hecha de lasaña de espelta. Aquí también damos una receta para la gente que no las pueda conseguir o para los que quieran comer aún más sano si cabe. ¡Ya que no hay cosa más sana que lo que se cocina en casa!

Ingredientes para la pasta de la lasaña

300 gramos de harina completa de espelta

2 huevos

2 cucharadas soperas de aceite de oliva

aliño: 1 cucharilla de sal

2 cucharillas de tomillo serpol

Ingredientes para el relleno:

-3 berenjenas cortadas a rodojas
-4 tomates
-2 cebollas
– 50 gr de albahaca
– 350 gr de pasta de lasaña
-100g de queso parmesano rallado
-300 a 400g de mozzarela
-20cl de crema líquida
-sal, pimienta
– aceite de oliva

Preparación de la lasaña (pasta):

Una vez mezclados y amasados todos los ingredientes para la pasta de la lasaña, cortar la pasta con ayuda de un cuchillo afilado en bandas de unos 7 centímetros de ancho y 15 centímetros de largo. Colocar las lasañas en un trapo espolvoreado de harina y dejar secar. Cocer las lasañas en 4 litros de agua con 2 cucharillas de sal y 1 cuchara sopera de aceite de oliva durante 5 minutos más o menos y escurrir.

 

Preparación del relleno.

Para hacer la salsa,

Sofreír la cebolla finamente troceada, añadir los 4 tomates y cocer durante 20 minutos, añadir la crema y la albahaca cortada. Dejar cocer 5 minutos y aliñar al gusto.

Antes de hacer la lasaña propiamente dicho, cortar en rodajas las berenjenas a lo largo y freírlas en aceite de oliva hasta que estén doradas.

Para la preparación de la lasaña,

Empezar con una capa de lasaña en el recipiente que vayamos a usar, luego una capa de salsa de tomate a la albahaca (un tercio de la salsa), luego un poco de queso parmesano por encima, luego una capa de berenjenas, se añade otra capa de lasaña, otra capa de salsa y queso rallado (un tercio), otra capa de berenjena y otra capa de lasaña para cerrar el plato. Por encima vertemos el último tercio de la salsa de tomate y colocamos arriba del todo los trozos de mozzarela cortados para que al fundirse el queso quede una capa homogénea rojiblanca por encima de la lasaña.

 

¡Que disfrutéis de la lasaña!